BITÁCORA DE SILENCIOS


Desde pequeña supe que los vacíos que la realidad clava en mi alma se llenarían con poesía: L.M. Panero, Pedro Salinas, García Lorca, Félix Grande, Benedetti, Juan Ramón Jiménez, Baudelaire, Guillén, Pessoa, Sá-Carneiro,... L.E.Aute, Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Sabina... ¡Cuánta belleza!, ¡Cuánto espanto!, ¡Cuánto silencio!, ¡Cuántas palabras!

Y desde entonces, todas mis lecturas se han acomodado en esos huecos fríos que la vida había ido horadando y los ha llenado de belleza, espanto, silencios, dolor, ternura… palabras y sensibilidad. Desde casi siempre, he dejado reposar sensaciones, sentimientos de todos los colores, imágenes,… en mis entrañas para después intentar expresarlas con palabras, con la pretensión de comunicar y de hacer sentir emoción. Si consigo que en el interior de los que me lean, tiemble el filamento de una entraña con mis palabras, me doy por satisfecha.

Siempre he buscado la palabra, Licenciada en Filología Hispánica y Filología Portuguesa, las dos lenguas y el gallego me llenan de herramientas que permiten que mi búsqueda sea fructífera y tan heterogénea como los que me precedieron. Mi última aventura en la palabra: traducir del portugués, un descubrimiento con sabor a mar.

Tríptico de mármol (Ed. Huerga y Fierro, 2010) es mi primer libro de poemas en el que reza: LA POESÍA YA NO SÓLO ES BELLEZA, ES RESISTENCIA AL ESPANTO.

Ternura incandescente [Huerga y Fierro 2012]: EL TIEMPO LO-CURA TODO: UNOS AMORES SE TEMPLAN; OTROS, SE CONSIGUEN INCANDESCENTES. Porque el amor es tan contradictorio como la vida.

Tierra con nosotros (Premio poesía 2013, ed. Seleer): La realidad se impone, todos vivimos y bebemos de este tiempo que nos toca. Todos observamos, sentimos y sufrimos por nosotros y por los otros.

Desde la otra orilla (Proyecto Arte Ediciones, 2014), 10 imágenes hermosas acompañan los versos que buscan el renacer en otra orilla, más allá de realidades que asfixian la libertad y la belleza). Un hermoso libro para ser expuesto, más que acomodado en una estantería.

Bitácora de ausiencias (Amargord, 2015), las ausencias marcan el camino vital. La búsqueda de nosotros mismos, de nuestro lugar, de nuestras presencias, son el motor de arranque cada día. Desde los campos de concentración (donde el dolor por los ausentes se ha hecho insoportable pero necesario), visita obligada para ser conscientes del dolor que el ser humano es capaz de causar a sus iguales; hasta el camino de búsqueda de la ternura y la belleza, la palabra dibuja mundos fácilmente reconocibles, crudos y hermosos al mismo tiempo.
Premios:
Premio a la mujer de la cultura de Salamanca (2011), As. Tierno Galván de Santa Marta de Tormes.
Editorial Seleer por el libro: Tierra con nosotros (2013).
Premio Sarmiento de poesía 2015, Valladolid: Por el conjunto de la obra.































miércoles, 6 de marzo de 2013

LEOPOLDO Mª PANERO VERSUS FERIA DEL LIBRO 2012

SE ACABA DE MORIR LA VOZ POÉTICA QUE ME ENSEÑÓ QUE LA POESÍA ES DOLOR, VALENTÍA, DESGARRO...
RECUERDO AHORA NUESTRO ENCUENTRO EN LA CASETA DE HUERGA Y FIERRO EN LA FERIA DEL LIBRO, JUNTO A OTRO DE MIS PADRES POÉTICOS, ANTONIO MARÍN ALBALATE. DESOLACIÓN Y TRISTEZA INFINITA.
Leopoldo Mª Panero y Antonio Marín Albalate, dos grandes de los que aprendo cada día.

Este año he vuelto a la Feria del libro de Madrid, caseta 343 de Huerga & Fierro. Allí estaba mi had@ Antonio Marín Albalate y el gran poeta Leopoldo Mª Panero, quien me dio la voz para mi primer libro y me enseñó a escribir sin límites cuando lo que importa es transmitir más allá de cualquier otro tipo de consideraciones. A él y solo a él le debo el haber escrito traspasando los límites que la sociedad nos puede llegar a imponer. A él y solo a él le debo el que el destino me hiciera conocer a Antonio Marín y mi vida, desde ese momento, haya dado un vuelco de 250º. A pesar de su ensimismamiento, de su ausencia de esta realidad que a los demás nos rodea, a pesar de todo, a Leopoldo Mª Panero le mostré mi agradecimiento. Sé que no me escuchó, quizás ni me oyó, pero pude besarlo con el más sincero respeto y mi más emocionado cariño. Y eso, para mí, es más de lo que nunca pude soñar.
Y es hoy cuando este poema resuena sin parar en mi cabeza y, al fin, alcanza todo todo su significado. GRACIAS SIEMPRE.

A PANERO
(Para Leopoldo Mª Panero,
el más cuerdo de los poetas.)


Dile a Panero
que cuando muera
no se encuerde.

Que suba al cielo,
si él lo existe,
a pegar, en las nubes,
gritos soeces
que los ángeles
puedan leer desde sus alas.

Que les enseñe el dolor,
la rabia y la vida,
de los de aquí abajo,
que les borre las mentiras.

Dile a Panero
que me espere en
el cielo de los suyos.

(Ttíptico de mármol, Huerga y Fierro, 2010)




Charo Fierro poniendo orden en la caseta





Luis Alberto de Cuenca, admirado poeta y caballero.





Y para terminar este paso por la Feria, pude saludar a Luis Alberto de Cuenca (también, gracias a Antonio Marín) y hacerle llegar mi nuevo poemario Ternura incandescente. Gran poeta y caballero del que me quedan infinitos mundos que aprender y al que nunca me resisitiré de nombrar, leer y comentar en mis clases. Gracias por su PALABRA SIEMPRE, por su caballerosidad y elegancia.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

UN GRAN MAESTRO

UN GRAN MAESTRO
UNA GRAN PERSONA

Tomando un café antes de empezar

Tomando un café antes de empezar

Presentación de Tríptico de mármol

Presentación de Tríptico de mármol
De camino a la Plaza Mayor

Los últimos consejos antes de entrar

Presentación de Tríptico de Mármol

¡Que buen público!

¡Que buen público!

Fernando Maés tocando Vacunas para la melancolía

Andrés Sudón tocando Palabras de Mármol

Una muy buena gente.

Una muy buena gente.

TODA LA FAMILIA,...