BITÁCORA DE SILENCIOS


Desde pequeña supe que los vacíos que la realidad clava en mi alma se llenarían con poesía: L.M. Panero, Pedro Salinas, García Lorca, Félix Grande, Benedetti, Juan Ramón Jiménez, Baudelaire, Guillén, Pessoa, Sá-Carneiro,... L.E.Aute, Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Sabina... ¡Cuánta belleza!, ¡Cuánto espanto!, ¡Cuánto silencio!, ¡Cuántas palabras!

Y desde entonces, todas mis lecturas se han acomodado en esos huecos fríos que la vida había ido horadando y los ha llenado de belleza, espanto, silencios, dolor, ternura… palabras y sensibilidad. Desde casi siempre, he dejado reposar sensaciones, sentimientos de todos los colores, imágenes,… en mis entrañas para después intentar expresarlas con palabras, con la pretensión de comunicar y de hacer sentir emoción. Si consigo que en el interior de los que me lean, tiemble el filamento de una entraña con mis palabras, me doy por satisfecha.

Siempre he buscado la palabra, Licenciada en Filología Hispánica y Filología Portuguesa, las dos lenguas y el gallego me llenan de herramientas que permiten que mi búsqueda sea fructífera y tan heterogénea como los que me precedieron. Mi última aventura en la palabra: traducir del portugués, un descubrimiento con sabor a mar.

Tríptico de mármol (Ed. Huerga y Fierro, 2010) es mi primer libro de poemas en el que reza: LA POESÍA YA NO SÓLO ES BELLEZA, ES RESISTENCIA AL ESPANTO.

Ternura incandescente [Huerga y Fierro 2012]: EL TIEMPO LO-CURA TODO: UNOS AMORES SE TEMPLAN; OTROS, SE CONSIGUEN INCANDESCENTES. Porque el amor es tan contradictorio como la vida.

Tierra con nosotros (Premio poesía 2013, ed. Seleer): La realidad se impone, todos vivimos y bebemos de este tiempo que nos toca. Todos observamos, sentimos y sufrimos por nosotros y por los otros.

Desde la otra orilla (Proyecto Arte Ediciones, 2014), 10 imágenes hermosas acompañan los versos que buscan el renacer en otra orilla, más allá de realidades que asfixian la libertad y la belleza). Un hermoso libro para ser expuesto, más que acomodado en una estantería.

Bitácora de ausiencias (Amargord, 2015), las ausencias marcan el camino vital. La búsqueda de nosotros mismos, de nuestro lugar, de nuestras presencias, son el motor de arranque cada día. Desde los campos de concentración (donde el dolor por los ausentes se ha hecho insoportable pero necesario), visita obligada para ser conscientes del dolor que el ser humano es capaz de causar a sus iguales; hasta el camino de búsqueda de la ternura y la belleza, la palabra dibuja mundos fácilmente reconocibles, crudos y hermosos al mismo tiempo.
Premios:
Premio a la mujer de la cultura de Salamanca (2011), As. Tierno Galván de Santa Marta de Tormes.
Editorial Seleer por el libro: Tierra con nosotros (2013).
Premio Sarmiento de poesía 2015, Valladolid: Por el conjunto de la obra.































viernes, 29 de noviembre de 2013

salamancartv.com. ARTÍCULO DE OPINIÓN: LA POESÍA NO DA MIEDO

La poesía no da miedo
Publicado el 28/11/2013
Etiquetas
Siempre me he preguntado por qué los niños no leen poesía. Ningún niño se asusta cuando oye frases de este tipo: “Come rápido, anda, que la merluza se está muriendo de aburrimiento en tu plato”. Te miran con cara de fastidio porque no les apetece comer, pero entienden perfectamente lo que le has dicho y no se asustan ni se plantean que hayas dicho algo raro. Al contrario, ellos en cuanto tengan ocasión vendrán corriendo hacia ti con cara de susto diciendo: “¡Mamá, socorro, que el balón me quiere comer!” porque resulta que una pelota ajena no para de perseguirlos en la calle por la que paseabais.

Pero llega el periodo de enseñanza y el pensamiento lógico se impone, perdiéndose en lo más profundo de sus cerebros cualquier conocimiento y expresión simbólicos. Ya no volverá a haber en casa arañas que hablan, libros que vuelan, televisiones que nos vigilan,… el mundo material se convertirá en un mundo muerto y todo perderá su alma. Y los niños se convierten en jóvenes cuerdos y adultos razonables, olvidando que hay un mundo mágico en sus inicios e ignorando la existencia de una parte de la creación literaria que se nutre de ese mundo y las leyes que en él se entretejen: la poesía. Si pudiéramos volver a crear y traducir la realidad a través de todos nuestros sentidos encontraríamos de nuevo el alma del mundo y los entramados irracionales pero lógicos que entre los elementos se crean, nuestro conocimiento volvería a ser simbólico y la poesía tendría cabida en él. No sería más hermoso hablar de “el número que va a tener familia” (el 6 de Gómez de la Serna) o decir “la de las cimas del oro de lo oscuro” para nombrar ese momento mágico e intangible del atardecer (según Juan Ramón Jiménez), o simplemente seguir pensando que la comida se aburre si no comemos rápido y que los balones pueden perseguirnos y engullirnos. Creo que el mundo sería mucho más tierno, hermoso y justo si usásemos toda la magia que tenemos dentro y desde pequeños viviésemos la poesía.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

UN GRAN MAESTRO

UN GRAN MAESTRO
UNA GRAN PERSONA

Tomando un café antes de empezar

Tomando un café antes de empezar

Presentación de Tríptico de mármol

Presentación de Tríptico de mármol
De camino a la Plaza Mayor

Los últimos consejos antes de entrar

Presentación de Tríptico de Mármol

¡Que buen público!

¡Que buen público!

Fernando Maés tocando Vacunas para la melancolía

Andrés Sudón tocando Palabras de Mármol

Una muy buena gente.

Una muy buena gente.

TODA LA FAMILIA,...