BITÁCORA DE SILENCIOS


Desde pequeña supe que los vacíos que la realidad clava en mi alma se llenarían con poesía: L.M. Panero, Pedro Salinas, García Lorca, Félix Grande, Benedetti, Juan Ramón Jiménez, Baudelaire, Guillén, Pessoa, Sá-Carneiro,... L.E.Aute, Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Sabina... ¡Cuánta belleza!, ¡Cuánto espanto!, ¡Cuánto silencio!, ¡Cuántas palabras!

Y desde entonces, todas mis lecturas se han acomodado en esos huecos fríos que la vida había ido horadando y los ha llenado de belleza, espanto, silencios, dolor, ternura… palabras y sensibilidad. Desde casi siempre, he dejado reposar sensaciones, sentimientos de todos los colores, imágenes,… en mis entrañas para después intentar expresarlas con palabras, con la pretensión de comunicar y de hacer sentir emoción. Si consigo que en el interior de los que me lean, tiemble el filamento de una entraña con mis palabras, me doy por satisfecha.

Siempre he buscado la palabra, Licenciada en Filología Hispánica y Filología Portuguesa, las dos lenguas y el gallego me llenan de herramientas que permiten que mi búsqueda sea fructífera y tan heterogénea como los que me precedieron. Mi última aventura en la palabra: traducir del portugués, un descubrimiento con sabor a mar.

Tríptico de mármol (Ed. Huerga y Fierro, 2010) es mi primer libro de poemas en el que reza: LA POESÍA YA NO SÓLO ES BELLEZA, ES RESISTENCIA AL ESPANTO.

Ternura incandescente [Huerga y Fierro 2012]: EL TIEMPO LO-CURA TODO: UNOS AMORES SE TEMPLAN; OTROS, SE CONSIGUEN INCANDESCENTES. Porque el amor es tan contradictorio como la vida.

Tierra con nosotros (Premio poesía 2013, ed. Seleer): La realidad se impone, todos vivimos y bebemos de este tiempo que nos toca. Todos observamos, sentimos y sufrimos por nosotros y por los otros.

Desde la otra orilla (Proyecto Arte Ediciones, 2014), 10 imágenes hermosas acompañan los versos que buscan el renacer en otra orilla, más allá de realidades que asfixian la libertad y la belleza). Un hermoso libro para ser expuesto, más que acomodado en una estantería.

Bitácora de ausiencias (Amargord, 2015), las ausencias marcan el camino vital. La búsqueda de nosotros mismos, de nuestro lugar, de nuestras presencias, son el motor de arranque cada día. Desde los campos de concentración (donde el dolor por los ausentes se ha hecho insoportable pero necesario), visita obligada para ser conscientes del dolor que el ser humano es capaz de causar a sus iguales; hasta el camino de búsqueda de la ternura y la belleza, la palabra dibuja mundos fácilmente reconocibles, crudos y hermosos al mismo tiempo.
Premios:
Premio a la mujer de la cultura de Salamanca (2011), As. Tierno Galván de Santa Marta de Tormes.
Editorial Seleer por el libro: Tierra con nosotros (2013).
Premio Sarmiento de poesía 2015, Valladolid: Por el conjunto de la obra.































jueves, 12 de mayo de 2011

UNA SOBRINA CAMPEONA, Cristina García Serrano

Tengo una sobrina que cuando era pequeña quería cantar y bailar, pero cada vez que nos hacía una demostración huíamos de la sala, era un terremotillo ruidoso, "un enreíno". Pero ella no se rindió y después de mucho ensayar y aprender, baila y canta como a muchos nos gustaría. Gana premios con musicales y sobre todo, vive lo que hace.
Tengo una sobrina que lee un montón y escribe y escribe sin parar. Y para mostrar y demostrar quién es mi sobrina y cómo escribe, su CARTA A UN MALTRATADOR, PREMIADA por el Ayuntamiento de Salamanca el 12 de mayo de 2011. Con sobrinas como esta, mejor me dedico a la meditación.
¡ENHORABUENA CAMPEONA!

Querido cerebro:

Te escribo esta carta para exponerte lo que yo, tu mano derecha, siento. Yo sé que tienes muchas cosas en las que pensar y que hay muchos conflictos que resolver tanto internos como externos pero aún así debo expresarte mi desacuerdo. Cada vez que llegamos a casa después de un duro día y tú te empeñas en oponerte a lo que el corazón dictamina, soy yo el que más sufre. Yo sé que los sentimientos dicen que abraces a tu esposa, que la lleves a cenar, que le digas lo guapa que está una vez más, sin embargo tras su dulce beso de recibimiento tú buscas cualquier pretexto para ver en ella una ofensa, para asociarlo a los problemas que con ella poco tienen que ver. Eres tú el que con tus delirios me obligas a impactar una y otra vez con tal fuerza que el rosado de esos pómulos que solo quiero acariciar se convierta en púrpura. Esos momentos de furia son eternos para mí, cada vez que me alzas en forma de puño y caigo sobre esa suave piel es como si se rompieran todos mis huesos y un poco en parte es así, quedo rojo e incluso en carne viva. Después de cada paliza, a la que tú llamas error, te arrepientes y me maldices por golpear a lo que más quieres, de lo que tú no te das cuenta es de que yo no tengo voluntad, no soy yo el que decide, si yo tuviera el poder de decidir mis actos, si tuviera esa libertad, ten por seguro que jamás le haría daño sino, por el contrario, dedicaría toda mi fuerza en regalarle caricias y en hacerla sentirse querida. Me gustaría que tú pudieras sentir esta impotencia que me invade cada vez que tengo que pegar a esa dulce muchacha que solo sabe cuidarnos y querernos a pesar del trato que recibe: esa comida caliente que nunca falta, las camisas recién planchadas cada domingo y cada miércoles encima de la cama y ese olor a flores que la embarga. Siempre se escucha que hay que seguir al corazón y de verdad es algo que te pediría que hicieras, de esa manera no tendrías que arrepentirte, por el contrario te sentirías orgulloso de poder vencer a tu rabia y de poder querer y tratar como se lo merece a la mujer que tú decidiste amar y que incondicionalmente te corresponde. Echando la culpa a los demás no conseguirás vencer tus miedos al fracaso, a la superioridad, a que ella se dé cuenta de que es mejor que tú y se marche. Para lograrlo lo mejor que podrías hacer es no encerrarte en esos huesos que te rodean, ábrete a los demás y pídeles consejo.

Gracias por tu atención.

Un saludo tu mano derecha.

ESCRITO POR CRISTINA GARCÍA SERRANO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

UN GRAN MAESTRO

UN GRAN MAESTRO
UNA GRAN PERSONA

Tomando un café antes de empezar

Tomando un café antes de empezar

Presentación de Tríptico de mármol

Presentación de Tríptico de mármol
De camino a la Plaza Mayor

Los últimos consejos antes de entrar

Presentación de Tríptico de Mármol

¡Que buen público!

¡Que buen público!

Fernando Maés tocando Vacunas para la melancolía

Andrés Sudón tocando Palabras de Mármol

Una muy buena gente.

Una muy buena gente.

TODA LA FAMILIA,...