BITÁCORA DE SILENCIOS


Desde pequeña supe que los vacíos que la realidad clava en mi alma se llenarían con poesía: L.M. Panero, Pedro Salinas, García Lorca, Félix Grande, Benedetti, Juan Ramón Jiménez, Baudelaire, Guillén, Pessoa, Sá-Carneiro,... L.E.Aute, Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Sabina... ¡Cuánta belleza!, ¡Cuánto espanto!, ¡Cuánto silencio!, ¡Cuántas palabras!

Y desde entonces, todas mis lecturas se han acomodado en esos huecos fríos que la vida había ido horadando y los ha llenado de belleza, espanto, silencios, dolor, ternura… palabras y sensibilidad. Desde casi siempre, he dejado reposar sensaciones, sentimientos de todos los colores, imágenes,… en mis entrañas para después intentar expresarlas con palabras, con la pretensión de comunicar y de hacer sentir emoción. Si consigo que en el interior de los que me lean, tiemble el filamento de una entraña con mis palabras, me doy por satisfecha.

Siempre he buscado la palabra, Licenciada en Filología Hispánica y Filología Portuguesa, las dos lenguas y el gallego me llenan de herramientas que permiten que mi búsqueda sea fructífera y tan heterogénea como los que me precedieron. Mi última aventura en la palabra: traducir del portugués, un descubrimiento con sabor a mar.

Tríptico de mármol (Ed. Huerga y Fierro, 2010) es mi primer libro de poemas en el que reza: LA POESÍA YA NO SÓLO ES BELLEZA, ES RESISTENCIA AL ESPANTO.

Ternura incandescente [Huerga y Fierro 2012]: EL TIEMPO LO-CURA TODO: UNOS AMORES SE TEMPLAN; OTROS, SE CONSIGUEN INCANDESCENTES. Porque el amor es tan contradictorio como la vida.

Tierra con nosotros (Premio poesía 2013, ed. Seleer): La realidad se impone, todos vivimos y bebemos de este tiempo que nos toca. Todos observamos, sentimos y sufrimos por nosotros y por los otros.

Desde la otra orilla (Proyecto Arte Ediciones, 2014), 10 imágenes hermosas acompañan los versos que buscan el renacer en otra orilla, más allá de realidades que asfixian la libertad y la belleza). Un hermoso libro para ser expuesto, más que acomodado en una estantería.

Bitácora de ausiencias (Amargord, 2015), las ausencias marcan el camino vital. La búsqueda de nosotros mismos, de nuestro lugar, de nuestras presencias, son el motor de arranque cada día. Desde los campos de concentración (donde el dolor por los ausentes se ha hecho insoportable pero necesario), visita obligada para ser conscientes del dolor que el ser humano es capaz de causar a sus iguales; hasta el camino de búsqueda de la ternura y la belleza, la palabra dibuja mundos fácilmente reconocibles, crudos y hermosos al mismo tiempo.
Premios:
Premio a la mujer de la cultura de Salamanca (2011), As. Tierno Galván de Santa Marta de Tormes.
Editorial Seleer por el libro: Tierra con nosotros (2013).
Premio Sarmiento de poesía 2015, Valladolid: Por el conjunto de la obra.































lunes, 17 de octubre de 2016

PRESENTACIÓN DE DESVIVIR/DESVIVER: SALAMANCA, 20 DE OCTUBRE. SALA DE LA PALABRA

Me gusta Álvaro porque su alma doliente y apasionada expresa como nadie todo esto, porque, a pesar de todo lo que evidentemente nos separa, nos une esta necesidad de compartir, de creer en la palabra sanadora, de creer en un mundo diferente.
Y por eso me apasiona traducirlo, es como si me tradujera a mí misma, es como dar expresión a una parte de mí con la belleza y singularidad del otro. Así que, cuando Álvaro Alves de Faria me envió, todavía sin terminar, este libro se me hizo imposible no traducirlo. Y es que este poeta-amigo que en este último año ha empezado a firmar sus emails como ex-poeta brasileño, ex-poeta portugués, ex-periodista, ex-todo, me dio a leer lo que él define como “extraño libro” supe que contenía perfectamente el momento humano y literario del autor. Y como ya me había pasado con Residuos y Motivos ajenos (Ed. Linteo), o con Cartas de abril para Julia, no se trata de un esfuerzo, de un trabajo, sino de un placer que convierte la traducción en un diálogo íntimo con el autor y el ser humano que existe detrás de esas palabras.
...

Y traducir o reescribir o desescribir o desreescribir, es un ejercicio de intuición y conocimiento enriquecedor y apasionante, no sólo de una lengua sino de una poesía que transmite una manera cercana y compartida de entender el mundo y la palabra.
Una vez más, Álvaro Alves de Faria ha creado una pequeña gran obra que no necesita ser explicada, sólo disfrutada y compartida como se merece.


Montserrat Villar

17
Os poetas
morreram
despoetas
perderam
o que se deve
dessa poesia
o que se pede
a cada dia
o poeta
não sabe
de sua fala
não cabe
na morte
de sua vala
desmorte
que se cala
o que não chega
o que demora
o que esquece
a sua hora
assim ter-se
desprocedido
no seu procedimento
sem sentir-se no sentido
do seu próprio sentimento.
17
Los poetas
han muerto
despoetas
perdieron
lo que se debe
a esa poesí􀆴a
lo que se pide
cada dí􀆴a
el poeta
no sabe
de su habla
no cabe
en la muerte
de su zanja
desmuerte
que se calla
lo que no llega
lo que demora
lo que se olvida
en su hora
así􀆴 habí􀆴endose
desprocedido
en su procedimiento
sin sentirse en el sentido
de su propio sentimiento.
18
Desacreditar
acreditar ao contrário
do contrário
onde o descontrário
se perde
e se desperde
se desacha
na desbusca
no desvazio
como se não fosse
e desfosse
ao mesmo tempo
igual
e desigual
semelhante
o dessemelhante
do desreflexo
no desespelho
que tudo se perde
no rosto velho
se desperde
no que se apaga
no que se apega
e desapega
na desvida
que se nega.
18
Descreer
creer al contrario
de lo contrario
donde lo descontrario
se pierde
y se despierde
se desencuentra
se desbusca
en el desvací􀆴o
como si no fuese
y desfuese
al mismo tiempo
igual
y desigual
semejante
lo des-semejante
del desreflejo
en el desespejo
que todo se pierde
en el rostro viejo
se despierde
en lo que se estingue
en lo que se aferra
y desaferra
en la desvida
que se niega.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

UN GRAN MAESTRO

UN GRAN MAESTRO
UNA GRAN PERSONA

Tomando un café antes de empezar

Tomando un café antes de empezar

Presentación de Tríptico de mármol

Presentación de Tríptico de mármol
De camino a la Plaza Mayor

Los últimos consejos antes de entrar

Presentación de Tríptico de Mármol

¡Que buen público!

¡Que buen público!

Fernando Maés tocando Vacunas para la melancolía

Andrés Sudón tocando Palabras de Mármol

Una muy buena gente.

Una muy buena gente.

TODA LA FAMILIA,...