BITÁCORA DE SILENCIOS


Desde pequeña supe que los vacíos que la realidad clava en mi alma se llenarían con poesía: L.M. Panero, Pedro Salinas, García Lorca, Félix Grande, Benedetti, Juan Ramón Jiménez, Baudelaire, Guillén, Pessoa, Sá-Carneiro,... L.E.Aute, Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Sabina... ¡Cuánta belleza!, ¡Cuánto espanto!, ¡Cuánto silencio!, ¡Cuántas palabras!

Y desde entonces, todas mis lecturas se han acomodado en esos huecos fríos que la vida había ido horadando y los ha llenado de belleza, espanto, silencios, dolor, ternura… palabras y sensibilidad. Desde casi siempre, he dejado reposar sensaciones, sentimientos de todos los colores, imágenes,… en mis entrañas para después intentar expresarlas con palabras, con la pretensión de comunicar y de hacer sentir emoción. Si consigo que en el interior de los que me lean, tiemble el filamento de una entraña con mis palabras, me doy por satisfecha.

Siempre he buscado la palabra, Licenciada en Filología Hispánica y Filología Portuguesa, las dos lenguas y el gallego me llenan de herramientas que permiten que mi búsqueda sea fructífera y tan heterogénea como los que me precedieron. Mi última aventura en la palabra: traducir del portugués, un descubrimiento con sabor a mar.

Tríptico de mármol (Ed. Huerga y Fierro, 2010) es mi primer libro de poemas en el que reza: LA POESÍA YA NO SÓLO ES BELLEZA, ES RESISTENCIA AL ESPANTO.

Ternura incandescente [Huerga y Fierro 2012]: EL TIEMPO LO-CURA TODO: UNOS AMORES SE TEMPLAN; OTROS, SE CONSIGUEN INCANDESCENTES. Porque el amor es tan contradictorio como la vida.

Tierra con nosotros (Premio poesía 2013, ed. Seleer): La realidad se impone, todos vivimos y bebemos de este tiempo que nos toca. Todos observamos, sentimos y sufrimos por nosotros y por los otros.

Desde la otra orilla (Proyecto Arte Ediciones, 2014), 10 imágenes hermosas acompañan los versos que buscan el renacer en otra orilla, más allá de realidades que asfixian la libertad y la belleza). Un hermoso libro para ser expuesto, más que acomodado en una estantería.

Bitácora de ausiencias (Amargord, 2015), las ausencias marcan el camino vital. La búsqueda de nosotros mismos, de nuestro lugar, de nuestras presencias, son el motor de arranque cada día. Desde los campos de concentración (donde el dolor por los ausentes se ha hecho insoportable pero necesario), visita obligada para ser conscientes del dolor que el ser humano es capaz de causar a sus iguales; hasta el camino de búsqueda de la ternura y la belleza, la palabra dibuja mundos fácilmente reconocibles, crudos y hermosos al mismo tiempo.
Premios:
Premio a la mujer de la cultura de Salamanca (2011), As. Tierno Galván de Santa Marta de Tormes.
Editorial Seleer por el libro: Tierra con nosotros (2013).
Premio Sarmiento de poesía 2015, Valladolid: Por el conjunto de la obra.































martes, 7 de febrero de 2012

PRELUDIO DE TERNURA INCANDESCENTE


Foto de Fernando García Malmierca


Hace 2 años salía a la luz Tríptico de mármol, un libro escrito entre 2000 y 2005 aproximadamente. Había tardado 4 años largos en ver la luz, pero fue Antonio Marín Albalate quien se empeñó en que publicara un libro tremendamente sincero, aunque cargado de dolor y espanto. Durante todo ese tiempo, incluso antes, aunque sin ninguna continuidad o pretensión, iba escribiendo, entre otros, poemas de amor o desamor. Alguno de ellos fue leído por Antonio Marín y en uno de sus email me propuso que escribiera poesía erótica. Con ese reto comenzó a tomar forma Ternura incandescente. Recopilé viejos textos, trabajé sobre ellos, construí otros nuevos y fue todo tomando forma hasta el final. Pero no conseguí llevar a cabo ese reto, en mí pesan más los recuerdos, la realidad y la melancolía que la pasión. ¡Qué diferente escribir y vivir! Así que, tras ordenar todos los poemas, puedo decir que Ternura incandescente ha servido para ordenar todo aquello que yo considero amor, los recuerdos (que a veces, tan injustamente, pesan y persiguen), las sombras, los deseos, la realidad (valorada ya desde fuera y siendo justos: el amor muchas veces sufre elementos externos que nada tienen que ver con ese puro sentimiento y es posible que al juzgarlo no juzguemos lo adecuado),…

 
El primer poema es uno de aquellos de hace mucho tiempo que iniciaron este libro, pero que al final decidí desechar. Apareció publicado en 2009 en el Paseo Poético 2009 de Monterrubio de Armuña, pero llevaba algún tiempo escrito (así como 8 años):



PARA QUERERTE

Para quererte, no hace falta
la sorpresa de nacer el día.

Para quererte, no es necesario
buscar entre árboles halados de atardecer.

No es necesario elevar
tu alma a colores sonrosados.

No es necesario creer en
intangibles paréntesis espirituales.

Para quererte, es suficiente
vivir a cada instante.

Es suficiente creer en este mundo
de ruidos y mentiras.

Es suficiente oír
el latido de tu memoria
cuando recuerdas que no
pertenezco a tu pasado; pero el futuro
te llena de ilusiones.

Para quererte, ya no busco explosiones,
mareas o atardeceres.

Te quiero en mi presente, en el mundo
en el que nos sobrevivimos.




Estos dos poemas formaron parte del Paseo Poético 2011 y 2010 respectivamente y, finalmente, están presentes en el libro.

Cuerpo de tierra fue escrito el 4 de octubre de 2010 (lo tengo todavía en papel), en el hospital, mientras mi abuela se recuperaba de una enfermedad. Lugar en el que pensé en el paso del tiempo y todas las reflexiones que nos hacemos cuando pensamos en ello: Es el viento el que altera libremente las dunas del pecho y la memoria, recordándonos que nuestro destino es imparable e improgramable.



Cuerpo de tierra

Los nudos de la madera
se han acumulado en una edad indefinida
y no recuerdo cuándo fui bosque
frondoso y verde:
cuerpo de tierra mojada.

El gélido viento nocturno
altera libremente las dunas
del pecho y la memoria.

El ardiente sol del mediodía
agota todo intento de oxigenar
lo que fue posible cultivo,
reflejando un espejismo
de vida futura programada
en este presente:
cuerpo de abrasadora arena,
pasado de tierra mojada.

Poema de diciembre de 2009, recordando que todos tenemos un pasado individual y lo más bello es saber quiénes fuimos y quiénes somos y decidir compartirlo sin perder esa identidad.



De ti a mí


Si me abrazas y
tu recuerdo sigue estando en tu memoria,
tus sueños siguen teniendo hambre
y tu cuerpo necesita abrigo…

Si me miras y
tu mirada llega al infinito,
tus manos buscan mi alma
y tus anhelos añoran mi destino…

Si me buscas y
tus recuerdos encuentran mis ayeres,
tus sueños topan con mi deseo
y tu cuerpo llena mi mirada…

En ese momento yo te amo
olvidando si ha existido dolor,
soñando este sueño contigo.


A falta de un mes para que Ternura incandescente sea presentado, no podía dejar de contar parte de su génesis. Al final, como se dice vulgarmente, los libros son como hijos: los planeas durante mucho tiempo, consciente o inconscientemente, pero solo nacen en el momento en que tienen que nacer. La diferencia es que mi libro se gestó con el nombre (el título) puesto.



5 comentarios:

  1. Querida amiga: me sumo a esa espera, a ese viaje hasta que nazca... Poemas serios, muy hondos. Veo nostalgias, recuperación del pasado y del presente... Futuro que traerá la paz.
    Disfruta de este momento.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Esmeralda: Lo ccompartiré pronto contigo. Besoso.

      Eliminar
  2. Al leer estas hermosas poesias ( gran don mesianico de quien las escribe), me han hecho recordar momentos de mí juventud....cuando despiertan los brotes primaverales del amor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por acercarte a mi blog. Lo que nació siendo un poeamrio de amor, se ha convertido en una declaración de nostalgia, realidad y deseos.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar

UN GRAN MAESTRO

UN GRAN MAESTRO
UNA GRAN PERSONA

Tomando un café antes de empezar

Tomando un café antes de empezar

Presentación de Tríptico de mármol

Presentación de Tríptico de mármol
De camino a la Plaza Mayor

Los últimos consejos antes de entrar

Presentación de Tríptico de Mármol

¡Que buen público!

¡Que buen público!

Fernando Maés tocando Vacunas para la melancolía

Andrés Sudón tocando Palabras de Mármol

Una muy buena gente.

Una muy buena gente.

TODA LA FAMILIA,...