BITÁCORA DE SILENCIOS


Desde pequeña supe que los vacíos que la realidad clava en mi alma se llenarían con poesía: L.M. Panero, Pedro Salinas, García Lorca, Félix Grande, Benedetti, Juan Ramón Jiménez, Baudelaire, Guillén, Pessoa, Sá-Carneiro,... L.E.Aute, Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Sabina... ¡Cuánta belleza!, ¡Cuánto espanto!, ¡Cuánto silencio!, ¡Cuántas palabras!

Y desde entonces, todas mis lecturas se han acomodado en esos huecos fríos que la vida había ido horadando y los ha llenado de belleza, espanto, silencios, dolor, ternura… palabras y sensibilidad. Desde casi siempre, he dejado reposar sensaciones, sentimientos de todos los colores, imágenes,… en mis entrañas para después intentar expresarlas con palabras, con la pretensión de comunicar y de hacer sentir emoción. Si consigo que en el interior de los que me lean, tiemble el filamento de una entraña con mis palabras, me doy por satisfecha.

Siempre he buscado la palabra, Licenciada en Filología Hispánica y Filología Portuguesa, las dos lenguas y el gallego me llenan de herramientas que permiten que mi búsqueda sea fructífera y tan heterogénea como los que me precedieron. Mi última aventura en la palabra: traducir del portugués, un descubrimiento con sabor a mar.

Tríptico de mármol (Ed. Huerga y Fierro, 2010) es mi primer libro de poemas en el que reza: LA POESÍA YA NO SÓLO ES BELLEZA, ES RESISTENCIA AL ESPANTO.

Ternura incandescente [Huerga y Fierro 2012]: EL TIEMPO LO-CURA TODO: UNOS AMORES SE TEMPLAN; OTROS, SE CONSIGUEN INCANDESCENTES. Porque el amor es tan contradictorio como la vida.

Tierra con nosotros (Premio poesía 2013, ed. Seleer): La realidad se impone, todos vivimos y bebemos de este tiempo que nos toca. Todos observamos, sentimos y sufrimos por nosotros y por los otros.

Desde la otra orilla (Proyecto Arte Ediciones, 2014), 10 imágenes hermosas acompañan los versos que buscan el renacer en otra orilla, más allá de realidades que asfixian la libertad y la belleza). Un hermoso libro para ser expuesto, más que acomodado en una estantería.

Bitácora de ausiencias (Amargord, 2015), las ausencias marcan el camino vital. La búsqueda de nosotros mismos, de nuestro lugar, de nuestras presencias, son el motor de arranque cada día. Desde los campos de concentración (donde el dolor por los ausentes se ha hecho insoportable pero necesario), visita obligada para ser conscientes del dolor que el ser humano es capaz de causar a sus iguales; hasta el camino de búsqueda de la ternura y la belleza, la palabra dibuja mundos fácilmente reconocibles, crudos y hermosos al mismo tiempo.
Premios:
Premio a la mujer de la cultura de Salamanca (2011), As. Tierno Galván de Santa Marta de Tormes.
Editorial Seleer por el libro: Tierra con nosotros (2013).
Premio Sarmiento de poesía 2015, Valladolid: Por el conjunto de la obra.































viernes, 26 de febrero de 2016

¿MIGRANTES, WELCOME?

Llevamos mucho tiempo, ya, viendo imágenes de refugiados cruzando el mar con salvavidas naranjas que, por lo visto, no evitan que alguien se ahogue si no sabe nadar. Las autoridades siguen sin ponerse de acuerdo con las posibles soluciones, ningún país ha acogido a un número significativo de personas. El mar, el invierno, las mafias, el hambre, la falta de atención médica y vital se han cobrado cientos de vidas y todo sigue igual.
Yo no entiendo qué ni quiénes somos los seres humanos. Sinceramente esto me supera.
No tengo otra manera de expresarme más que con mis poemas. Son tres que representan el calvario de cada uno de los que intentan salvarse viniendo a esta Europa que mira a otro lado: Bombas, Viaje, Campo de refugiado.

BOMBAS
Las casas han perdido las ventanas
y desde ellas no se oyen las sonrisas,
las pelotas o las voces de los niños.

No hay luz que por la noche vigile
los sueños de mañana  y los silencios .

Las calles han perdido sus salidas,
los escombros son montañas grises
que nadie quiere escalar
y sólo invitan a buscar restos en sus fondos.

Ayer crucé un parque infantil en pie
en el que las risas ya no saltan los columpios
y el silencio atronador abandona
clavando “espadas como labios” en la mirada.

Ayer la franja que los separa de la vida
continuaba teñida de colores infantiles
que los niños desparramaron
antes de dejar de respirar.
Montse Villar

VIAJE
Niños mendigos de la madrugada
(Santiago de Chile)

En Hungría los niños aceptan el invierno
agarrados a las manos crispadas de unos padres
que no reconocen su futuro sin huellas del pasado
que los sujeten a la tierra.

Los niños mendigos de sonrisas
duermen cada noche aferrados a la mugre
entre estrellas fugaces y llanto
 que los aleja de las balas conocidas.

Yo tengo un odio, una vergüenza
y muerdo cada mañana la vida que me sostiene
levantando muros de silencio agradecido,
de distancia enmudecida que sólo se hace puñal
a las 8,30 de cada tarde con las noticias.
Montse Villar

CAMPO DE REFUGIADOS
En la Jungla se pronuncia
en silencio, cada día,
la imagen de los campos de la vergüenza.
Los árboles se quedan sin hojas
porque no existe comida
ni caliente ni fría
que llevarse a la boca.
Han puesto muros
para que nadie evidencie
desde la autopista
que Auschwitz renace
con el favor de todos.
¿Quién os dijo que en Europa
habitaban seres humanos?
Morir en Siria, hubiera sido más rápido
y menos doloroso.
Montse Villar.

martes, 9 de febrero de 2016

Poetas en la Pecera, Collado Villalba

Ela viernes tendré el honor de compartir recital con la gran poeta y amiga Mª Ángeles Pérez López y con mi admirado y querido Pablo Guerrero. Será en la Biblioteca Municipal Miguel Hernández en Collado Villalba, gracias al Club de Poesía Carmen Conde.

Construí la casa con cimientos de cristal
que ellos imaginaban mármol.
Se resquebrajaron a fuerza de tormentas.
Apuntalé las paredes para que
me sujetasen a la vida.
Me colgué de los andamios
para cegar los agujeros.
Todos los días ponía algún clavo, algún remiendo.
Todas las noches
oía crujir algún empeño.
Sólo hubo silencio cuando decidí
mudarme de chabola.

Montse Villar
(Bitácora de ausencias)

domingo, 7 de febrero de 2016

Cuando llueva



Cuando llueva te mojaré
con el agua que acampe
en mi pelo. 
Si duelo, lloraré
agarrada a tus manos,
agazapada en tu pecho.
Si te vas te seguiré
para que regreses
a la noche de mi deseo.
Si te quedas me despertaré
abrazada a este sueño
que comparto.

Cuando llueva, te querré
en este desértico estío
de quebrantos.

[Montse Villar, Ternura incandescente]

lunes, 1 de febrero de 2016

Bitácora de Ausencias en Madrid

A pesar de la vergüenza que me da verme grabada en vídeo, de lo poco yo que me veo, del pudor,... tanto las palabras de Marifé de Santiago Bolaños como las lecturas de ella y de Pablo Guerrero, hicieron de esta tarde una tarde para recordar. Gracias al CAM y a Amargord por organizarlo, gracias a todos los que nos acompañaron , por supuesto, gracias a Marifé y Pablo por vuestro apoyo.


UN GRAN MAESTRO

UN GRAN MAESTRO
UNA GRAN PERSONA

Tomando un café antes de empezar

Tomando un café antes de empezar

Presentación de Tríptico de mármol

Presentación de Tríptico de mármol
De camino a la Plaza Mayor

Los últimos consejos antes de entrar

Presentación de Tríptico de Mármol

¡Que buen público!

¡Que buen público!

Fernando Maés tocando Vacunas para la melancolía

Andrés Sudón tocando Palabras de Mármol

Una muy buena gente.

Una muy buena gente.

TODA LA FAMILIA,...